Publicado el

Portugal se vuelca en la PN CHALLENGE WORLD CUP

En esta ocasión, la carrera se realizó en las instalaciones de Racerpark, ubicadas en el interior de un centro comercial de la ciudad de Sintra, en Lisboa.

Paulo Grave, responsable de las instalaciones, preparó y organizó personalmente el desarrollo de la prueba. Para ello contó con la colaboración de miembros de su escudería, que se ocuparon de la tienda de material y repuestos, de la entrega y recogida de transponders, de la publicación de resultados, del control de pista, etc.

Tanto el viernes como el sábado por la mañana las instalaciones de Racerpark estuvieron abiertas para que los pilotos realizaran los entrenamientos libres. El sábado, al mediodía, se cerró la pista y se realizó un breve briefing de pilotos para explicar el desarrollo de la carrera.

En esta ocasión, el sistema de cronometraje utilizado fue el de AMB. Para ello, la organización de carrera dispuso de más de 24 transponders personales que dejaba a los pilotos que no disponían de ellos, y que posteriormente, cuando finalizaban su manga, devolvían a la organización.

Paulo conoce perfectamente este sistema de cronometrage tanto a nivel de hardware como de software, pues realiza del orden de dos carreras semanales en el circuito de Racerpark. Se llevó un control estricto de todos los transponders. El sistema de cronometrage funcionó a la perfección, y no causo ni una sola irregularidad o reclamación. Esta fue sin duda una de las claves del éxito de la carrera.

Después de la reunión de pilotos se realizó la inscripción. Cada piloto obtenía un dorsal con un número, y un conjunto de adhesivos con la misma numeración, para colocar en el coche y en la emisora. De este modo, el director de carrera tenía el control de los pilotos, los coches y las emisoras.

En las carreras de Racerpark es habitual, para agrupar a los pilotos en mangas, realizar una breve sesión de 2 minutos, con los pilotos agrupados de forma aleatoria. La vuelta rápida obtenida en esos dos minutos de carrera, serviría para agrupar a los 24 pilotos participantes en 4 grupos: A, B, C y D.

El motor utilizado en esta carrera fue el Speedy 05 de Pn Racing. Igual que en las otras carreras disputadas hasta la fecha, el motor se entregó a los pilotos de cada manga, 8 minutos antes de tomar la salida. En este momento aparecen los nervios y las prisas, pues los pilotos deben montar el motor en los coches y ajustar correctamente el piñón de motor con la corona del diferencial. Algunos pilotos disponían de tiempo para rodar los motores, empleando técnicas de lo mas pintorescas, mientras que otros pilotos llegaban con el tiempo justo a la parrilla de salida.

Estas situaciones que requerían una buena habilidad para trabajar rápido y bajo presión se repitieron a lo largo de las cuatro sesiones de 2 minutos, que una vez disputadas, sirvieron para confeccionar las cuatro mangas.

En este momento se procedió a asignar los pilotos a cada uno de los grupos (A,B,C, D), y dio comienzo propiamente la carrera. Todos los grupos realizarían 3 mangas clasificatorias de 8 minutos cada una.

Ya en las clasificatorias se pudieron ver interesantes duelos, como el mantenido en las tres mangas por Miguel Carvalho, de la escudería XRT y André Gonçalves de Racerpark. Otros pilotos que ya destacaron en las mangas clasificatorias fueron José Marcos, con una conducción muy segura y precisa, Pedro Pinho, que conducía un coche que parecía ir sobre raíles, y Hugo Cruz, con una conducción rápida y agresiva que asombró a todos los presentes.

Cabe destacar que al finalizar las mangas, los coches eran verificados en cuanto al peso mínimo permitido, al motor (convenientemente marcado y sellado), y a los neumáticos.

Después de una pausa para cenar, llegó el momento más esperado, las finales. La organización de carrera había decidido celebrar solamente dos finales, así que los 12 primeros pilotos del ranking total obtenido de las mangas clasificatorias, tomaron parte en las finales.

En la final B, la emoción se centró tanto en el duelo mantenido por Pedro Pinho y Alberto Carvalho, que concluyeron un total de 32 vueltas cada uno, y finalizaron con una diferencia de apenas dos segundos entre ellos, como en la 3ª, 4ª y 5ª posiciones, puesto que todos rodaban en la misma vuelta. Finalmente en tercer lugar terminó Francisco Grave, seguido de Jorge Pais y de Ivo Firmino (los tres con 31 vueltas). Oscar Viola terminó en 6º posición, con 29 vueltas.

Mucha expectación levantó la final A, en la que dos pilotos se habían clasificado con 27 vueltas cada uno (José Marcos, el “poleman“, y Hugo Cruz, que tenía la vuelta rápida), y los otros cuatro integrantes de la final A, lo habían hecho con 26!!

Como podréis ver mañana en el vídeo, la final A no defraudó, y se mantuvo la emoción hasta prácticamente la última vuelta. Hugo Cruz lideró casi toda la carrera y sólo unas pilas demasiado fatigadas, hicieron peligrar su victoria. José Marcos se mantuvo siempre en segunda posición, a la espera de algún error de Hugo. En las vueltas finales incluso llegó a tener la victoria en las manos. Ambos pilotos acabaron la final A con 34 vueltas cada uno.

Por detrás de ellos entraron Diogo Castro Santos, en una cómoda tercera posición (con 33 vueltas), André Gonçalves, con 32 vueltas, y Ricardo Portela y Miguel Carvalho, los dos con 31 vueltas.

Una vez nos pudimos recuperar de las emociones vividas en las finales, y cuando ya se habían realizado las verificaciones pertinentes, se procedió a la entrega de premios.

Paulo Grave entrego trofeos y copas a los 12 primeros clasificados (pilotos de la final B y de la final A) así como los obsequios cedidos por el principal patrocinador. Por si fuera poco, se procedió a sortear una magnífica moto RC, escala 1/8 de Kyosho, que como no podía ser de otra forma, fue a parar a las manos de Hugo Cruz, haciendo honor al dicho: “tener la suerte de los campeones”.

Una vez acabada la prueba, muchos pilotos manifestaron la intención de volver a reunirse en la tercera y última prueba a celebrar en tierras Portuguesas, y mas de uno se interesó por las carreras clasificatorias para la semifinal Pn Challenge de Málaga, en el club RC Costa del Sol, el próximo día 12 de Junio, y de Barcelona, en la “Fàrica RACETRACK”, el 19 de junio.

Desde TRP queremos agradecer el enorme entusiasmo con el que los pilotos Portugueses han acogido la Pn Challenge. Esta ilusión se palpaba en el ambiente, y se hacía visible tanto en las camisetas de algunas de las escuderías que participaron, así como en los comentarios y las muestras de apoyo que nos hicieron llegar directamente.

También es destacable la actitud de los participantes, quienes estuvieron siempre por lo que tenían que estar, y se preocuparon en todo momento de cumplir con las exigencias del reglamento técnico y del transcurso de la propia carrera. Por su parte, la escudería Racerpark, con Paulo Grave al frente, se volcó totalmente en la organización de la carrera, lo que permitió que esta transcurriera sin ninguna incidencia.

Gracias a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *